Friday, October 13, 2017

CAROL AND HEMINGWAY





Uno pierde la cabeza por una mujer bella. No fue una tarea fácil. Carol traía 3 matrimonios a cuestas y dos amantes furtivos. Caí en la trampa. La conocí en Panamá. Era periodista del PanamaToday y coincidimos en un viaje a San Blas, región antes conocida como “Kuna Yala” donde habita el grupo indígena Guna. Es al noroeste, rodeado de 365 islas, algo que invita a pasar un día en cada una de ellas y así completar el año.

Todo comenzó con la noticia sobre ese primer relato escrito por Hemingway a los 10 años. Las catorce páginas que componen la ficción se han encontrado en el interior de una heladera portátil que estaba en su casa en Key West.

Ya les he contado la historia aunque siempre es bueno recordar que Ernest solía guardar escritos en distintos lugares, generalmente textos a los que no les daba crédito; pero después de su muerte, Mary que sabía de estas obsesiones, empezó a buscar por todos los rincones y en su recorrido llegó a la casa de la familia Bruce, viejos amigos de la pareja, quienes tenían cientos de objetos y manuscritos de Papa. Bruce, otro “basurero” que como Ernest no desechó nada, gracias a él muchas de las pertenencias de Hemingway se salvaron, entre ellas este relato con su respectivo mapa, poema y notas de gramática. El relato es del 8 de setiembre de 1909, está intacto y tras el huracán del 27 de septiembre apareció sano y salvo cuando al buscar entre los escombros se lo encontró. 



Hasta unos meses antes todos los especialistas sostenían que era un simple cuaderno de viaje sobre Irlanda y Escocia, escrito por este niño como una carta a sus padres. Pero al darse cuenta que Ernest nunca había hecho ningún viaje ni de niño ni de mayor a Irlanda, lo calificaron de relato imaginario. La trama es la historia de un muerto que cada año vuelve a reconstruir un castillo en Irlanda y lo celebra con una fiesta nocturna. Pero con las primeras luces del día el castillo se derrumba y el muerto regresa a su tumba. Bruce lo tenía guardado y poca importancia le daba. Unos quince años atrás tuvo el deseo de venderlo y no lo hizo porque no llegó a tiempo para anotarlo en la subasta.





Ahora todos dan sus opiniones aunque en rigor nadie sabe cuál fue la razón concreta del cuento. Unos dicen que respondió a una tarea escolar, otros para enviarlo a un concurso de la revista infantil St. Nicholas Magazine y el resto que se trató de un pedido de su hermana mayor Marcelline para presentarlo en el taller de periodismo de su escuela. Lo cierto es que el trabajito fue dejado por Mary Welsh en la casa de Telly Otto “Toby” Bruce, el amigote de Ernest y este lo preservó escondido en una caja, en la trastienda del bar “Sloppy Joe”, un lugar legendario donde se reunían frecuentemente.



Volvamos a Carol. Esto del cuentito terminó en relación inesperada aunque yo tengo en claro mi decálogo de seducción.

1- ¿Qué quiero con Carol?.
2- Puntualidad y poco perfume.
3- Lugar adecuado de encuentro.
4- Hablar lo necesario.
5- No preguntar sobre su vida anterior .
6- Cuidar lo corporal, gestos y ademanes.
7- Medir situación de mantener sexo (no proceder como un calentón).
8- Billetera alerta.
9- No hablar de política,religión y literatura.
10-Mirarla siempre a los ojos.

Sepan disculpar, suena mi celular y en la pantalla leo Carol White.






Wednesday, October 04, 2017

EL PEQUEÑO HEMINGWAY

Un relato hasta ahora desconocido del escritor estadounidense Ernest Hemingway reapareció luego de que el huracán Irma embistiera Florida.




De hecho, la furia de la naturaleza, de la que salieron ilesos el museo-casa de Key West del autor estadounidense y los descendientes de sus gatos de seis dedos, permitió también que se encontrara un manuscrito de cuando Hemingway tenía apenas 10 años. Se trata de un relato escrito con caligrafía infantil, fechado el 8 de septiembre de 1909.


    "Partimos para un viaje en Europa": ésas son las primeras palabras del texto que sobrevivió intacto en los archivos de la familia Bruce, amiga de Hemingway de mucho tiempo, dentro de una bolsa de plástico con cierre hermético.

    El escritor Brewster Chamberlin y la directora del Hemingway Letters Project, Sandra Spanier, lo habían descubierto en mayo pasado, pero ahora, después de que el valioso documento se salvara del huracán, revelaron su existencia. Se trata de un relato que fue dejado en la casa Bruce por Mary Welsh, la cuarta mujer de Hemingway, después de la muerte del escritor, junto con otras reliquias consideradas por ella sin importancia. Dichas reliquias fueron encontradas por Telly Otto "Toby" Bruce, amigo, mecánico, hombre de trabajo y ocasional conductor, en una caja en la trastienda del legendario bar "Sloppy Joe", donde el escritor era como de la casa en los años de Key West. Ese material permaneció hasta hoy controlado por la familia Bruce. En la portada medio rasgada del pequeño cuaderno, Hemingway había diseñado un mapa del noroeste de Estados Unidos. El cuento sin título es una reseña de un viaje a través de Escocia e Irlanda entreverado con cartas a los padres y diarios.





    Sólo cuando Spanier visitó los archivos Bruce en mayo se dio cuenta de que Hemingway nunca había hecho ese viaje, ni de niño ni de adulto.

    "Era el primer intento de ficción por parte de Hemingway, 15 años antes de 'Fiesta'", pensaron Spanier y Chamberlin, quienes hoy revelaron al diario The New York Times el descubrimiento. En una de las 14 páginas del manuscrito, Hemingway contó la historia de un fantasma que vuelve cada año a un castillo irlandés. El estilo es el de un niño, pero algunas técnicas, por ejemplo la típica de Hemingway de mezclar reportaje y fantasía para insertar un toque de realismo a las historias, ya están presentes. No está claro cuál fue la razón del cuento: si se trata de una tarea escolar, o si, como hizo su hermana mayor Marcelline con quien en la escuela secundaria había participado en un curso de periodismo, Hemingway lo escribió para enviarlo a una revista para niños, el St. Nicholas Magazine, que cada mes efectuaba un concurso literario.

    "Quizás -sugirió Spencer- esperaba ya volverse un autor de publicaciones a la tierna edad de 10 años".



fuente:ANSA

Thursday, September 28, 2017

VIENTOS DE CAMBIO (NO SIEMPRE)






Después de muchos meses y de continuos comentarios sobre este espacio, acudí a repasar el archivo documental llegando a la conclusión que las críticas avinagradas no eran tales. La pipa había nacido y crecido gracias a esa idea mesiánica de humanizar al viejo Hemingway (perdón, yo soy más viejo que Don Ernesto) y en mi afán de reciclarlo lo hice participar de mis aventuras cotidianas. Esta fórmula me permitió instalar en la memoria de muchos amigos la idea sobre que Hemingway resucitaba, o algo más atroz: que no se había suicidado. Así fue creciendo mi diario personal o bitácora escandalosa que con el tiempo se fue destiñendo y dejó esa fórmula de comentario cotidiano por una suerte de ensayo memorioso. Como suele decir un mediático periodista: "me debo a mi público" y esto no es otra cosa que una estúpida reflexión vacía de contenido, pero sumamente eficaz cuando de vanidades se trata. Por lo tanto, este cronista sin más peros, va a regresar con la frente marchita, a esos picantes comentarios donde su vida se entrelazaba con la Ernest y, entre uno y otro, las desfachatadas historias de las que se puede dudar sin ningún inconveniente. Les anticipo que todo ha cambiando y aquellos seguidores que piensan encontrarse con los viejos conocidos se sentirán defraudados. Esos posteos quedan para el recuerdo en letra impresa, resguardados en la edición papel de julio de 2007 y mayo de 2009. Ahora voy por la segunda parte, en una carretera bien acondicionada y con el motor en marcha. Los preparativos me condicionan para que la aventura se inicie el mes próximo. Mientras tanto los invito a leer la reseña que un fiel miembro de esta comunidad terapéutico subió haces unos meses cuando llegó a sus manos el libro que reunía los primeros 237 posteos.






Gatti nos ofrece un ensayo, que funciona también como una suerte de diario personal en el que mezcla la pasión obsesiva que siente por Ernest Hemingway así cómo sus anécdotas cotidianas. Ficción y realidad se mezclan de manera algo desconcertante (no sabemos qué es verdad o qué es fantasía), narrándolo con un particular sentido del humor. 

  
Uno lee este libro con la sensación de estar asistiendo a una charla en un café, por móvil o celular, por email, con un amigo al que siempre le pasan las cosas más insólitas, básicamente porque a todo lo que sucede le encuentra siempre alguna relación con Hemingway. Y aquí radica, pienso yo, la gracia del asunto: en una colección de posteos de un blog la mayoría no demasiado extensos en los que el autor cuenta sobre algo que le ha pasado, algo que ha leído, algo que ha evocado, un texto que recuerda, una cita… pero siempre o casi siempre Hemingway aparece de una forma u otra. 
  
Es interesante porque sirve para conocer muchas curiosidades sobre Ernest Hemingway pero también Gatti se fagotiza del tal modo con su obsesión que también llegamos a conocerle bastante bien, convirtiéndose en protagonista principal de su propia aventura literaria. 



  
Hay una sensación muy bonita de cercanía – lo que antes comentaba de la anécdota que te cuenta un amigo – que convierte cada una de estas entradas en muy amenas, divertidas, interesantes, curiosas, frescas, ágiles… A la vez que nos divertimos aprendemos cosas y a la vez que aprendemos cosas disfrutamos con las peripecias de Gatti en torno a su obsesión por su escritor favorito con quien existe una operación tan curiosa como paradójica de mitificación desmitificadora del personaje en cuestión: Hemingway 
  
© Joseph B Macgregor

Friday, September 22, 2017

LOS GATOS POLIDÁCTILES NO LE TEMEN A IRMA



En medio de todas las noticias de devastación sobre el paso del huracán Irma  por América, la noticia positiva – una de esas que suelen cerrar los noticieros para no dejar un mal sabor de boca – viene desde la casa de Ernest Hemingway en Florida: los 54 gatos que allí viven ha sobrevivido al paso del huracán.                          

La historia empezó cuando los habitantes de la zona se estaban preparando para el impacto del Irma. Los empleados del Ernest Hemingway Home and Museum en Key West decidieron quedarse en el museo para protegerlo y para cuidar también a los felinos.        

Los 54 gatos que viven allí son los descendientes de Snow White, la gata del escritor que tenía seis dedos. Hemingway era fan de los gatos polidáctiles  y tenía muchos en su casa. 

Los responsables del museo, como le comentaban hace unos años a la BBC, decidieron mantenerlos andando libremente en el museo para recuperar la atmósfera de cómo era cuando el escritor allí vivía No todos los que se mueven ahora allí tienen seis dedos, pero sí todos llevan el gen dentro.


Volviendo al presente, algunos de los empleados pasaron la noche del sábado con los 54 gatos dentro de la casa. La decisión, como se puede ver leyendo los comentarios dejados en su perfil en Facebook, no estuvo exenta de polémica. ¿No eran acaso irresponsables por quedarse (ellos y los gatos) en el museo? Desde el museo señalaban que la casa estaba en lo alto y que por tanto no era una zona especialmente peligrosa.

Días después, gatos y trabajadores están perfectamente. El responsable del museo, David Gonzales, así lo ha asegurado a los medios estadounidenses. Los gatos, apunta Gonzales, fueron conscientes de que la tormenta se acercaba y algunos de ellos entraron solo a vivienda, anticipando el peligro.

Dicen que Hemingway estaba observando todo y uno de los empleados, mientras acariciaba un felino sonrió cuando Irma hacía de las suyas.



Wednesday, August 23, 2017

DÍA DE ERNEST HEMINGWAY EN MIAMI




La noticia no puede pasar inadvertida para un hemingwayano; pasa el tiempo, los años, los inviernos, los huracanes y Ernest sigue estando vivo. No lo digo yo, desde un país lejano a los vientos alisios; lo confirma la memoria, el recuerdo, la sana costumbre. Se festejan en el mundo tantos días y hechos que, de pronto, uno pierde dimensión sobre los acontecimientos y, cuando algo significativo aparece, es momento de festejarlo.




En la ciudad de Miami, a partir de este año, se festeja el 21 de julio el DÍA DE ERNEST HEMINGWAY. El alcalde de esa ciudad, Tomás Regalado, proclamó ese día y coronó a Miami como la primer ciudad de Estados Unidos en realizar este homenaje al escritor norteamericano.



El proyecto certificaba la solicitud presentada por la Academia Norteamericana de Literatura Moderna (ANLM), cuyos miembros trabajaron incansablemente para llegar a esta instancia. La tarea emprendida por Rosa Lía de la Soledad, Alfredo Ballester y Mery Larrinua, entre otros, permite a las nuevas generaciones conocer aún más al autor y deja latente el prestigio de uno de los mayores escritores del siglo XX.

HOMENAJE A ERNEST M. HEMINGWAY.
"Dios de Bronce de la Literatura Norteamericana"
A todos nuestros amigos de Facebook, especialmente aquellos seguidores de la Academia Norteamericana de Literatura Moderna desde el estado de New Jersey.
Es para nosotros un enorme placer, saludar l Alcalde de la Ciudad de Miami, Mayor Tomas Regalado, a su asistente el señor Eric Duran y a todos los que intervinieron e hicieron posible la petición hecha en días atrás por nuestra directiva del Capitulo Central, sede en el estado de NJ, por nuestro Embajador Cultural en Miami, señor Alfredo Ballester estudioso de la vida de Ernest M. Hemingway y a directiva del Capitulo Florida presidida por la señora Mery Larinua los cuales firmamos y solicitamos que el día 21 de Julio fuese señalado como “EL DIA DE ERNEST M. HEMINGWAY”
Fuimos escuchados y complacidos en este hermoso acto histórico de parte de la alcaldía de Miami, y en el día Viernes 18 de los corrientes, fuimos recibidos por el señor Tomas Regalado el cual nos ha entregado esta proclama la que, estaremos llevando en el mes de Noviembre hasta la casa-museo del coloso de la Literatura Moderna, ganador del premio Nobel de literatura y Pulitzer de periodismo, como precursor de obras literarias que han pasado a ser clásicas en la historia de la Literatura.
Además de nuestro agradecimiento, nosotros, los mencionados anteriormente, nos sentimos muy comprometidos a hacer válido este homenaje póstumo que nuestra Academia ha sido depositaria de esta confianza que la ciudad de Miami, pone en nuestras manos, con certeza de que sabremos responder, con nuestra constancia y nuestro entusiasmo, con nuestra seriedad y respeto a las letras, llevando a la sociedad literaria de la ciudad de Miami, nuestros objetivos académicos honrando y recordando a nuestros poetas, a nuestros escritores, casi olvidados, de Hispanoamérica. Entregando la oportunidad, gratuitamente de nuestros eventos culturales, de nuestros seminarios y de nuestra dedicación para todos y cada uno de aquellos que lo solicitan.
Gracias a todos, gracias por este honor que se nos ha concedido, gracias al Mayor Regalado y sobre todo gracias a la ciudad de Miami por esta acogida a nuestra Academia Norteamericana de Literatura Moderna y sus miembros y directores.
Atentamente,
Rosa Lía de la Soledad
Presidenta ANLM


Tuesday, August 08, 2017

EL VIEJO Y EL MAR A LA CHILENA







Me llega la invitación y estoy a punto de decir que sí pero miro mi agenda y debo decir que no. Cardiólogo, oculista, dermatólogo...en fin... un viejo de mierda...oh, no tanto; bien podría suspender los turnos y volar hasta Santiago para no perder un instante de esta recreación de El viejo y el mar.

La gacetilla dice entre otras cosas: Humor, fantasía y elementos de la identidad local es la combinación que ofrecerá a contar de su estreno la obra Viejo Santiago pescador”, adaptación del clásico “El Viejo y el Mar” del afamado escritor estadounidense, Ernest Hemingway, que hizo el director Carlos Huaico (“Por sospecha”).







Es una fábula para grandes que puede ver toda la familia, aportando a la idea de que la gente no envejece: la gente tiene la edad del viento”, señala el actor que cuenta la historia de un viejo pescador de La Boca (en la desembocadura del río Rapel) que, para eliminar su mala racha, decide ir en búsqueda del mítico Pez Espada protagonista de las más increíbles leyendas que se narran en su caleta.

Huaico señala que la obra se mueve en dos universos: uno real que muestra la cotidianidad de Santiago y otro mágico en el que transitan las criaturas marinas con las que se encuentra en su periplo.Me pareció que la décima era el lenguaje adecuado para potenciar esta teatralidad. Partimos desde la ingenuidad y eso nos permite entrar a lugares de mucha sensibilidad, lo que tiene un correlato, tanto en el dispositivo visual, como en la importancia asignada al componente musical que está conducido por Alejandro Miranda”, explica el director.





Siempre esta obra da para más. Siempre el tema del hombre y su derrota es un clásico para descubrir la capacidad de lucha que tiene el ser humano. Siempre me asombro cuando vuelvo al texto y procuro tener la mirada firme hacia el futuro. Me digo: “hombre...que ya vas para los 70… y esto recién comienza”.

La puesta en escena es protagonizada por los consagrados Jorge Rodríguez y Mario Bustos, a quienes se unen los jóvenes talentos de Rodrigo Jiménez y Christian Oyarzún, lo que propicia el intercambio artístico y generacional para abordar temas como la vejez, la necesidad de alcanzar el éxito y la pasión por vivir.





En Chile pasados los 50 eres un viejo y no sirves para nada. Pensamos en cómo Hemingway, a través de esta epopeya, da sentido a una gesta de lucha con la naturaleza, para dotar de sentido a la vida: alcanzar la trascendencia. Invitamos a la gente a que no se quede en su casa, a creer en que da lo mismo la edad: si tienes un sueño debes hacer todo para cumplirlo”, propone el director.

Viejo Santiago pescador es un proyecto financiado por Fondart Regional 2017 y forma parte de una residencia de la compañía en Balmaceda Arte Joven, lugar donde se ha desarrollado el proceso creativo.

Esto se trata de cómo llegamos a ser viejos, de cómo ese exitismo que nos impone la sociedad provoca una frustración que es falsa. El viaje de este viejo es darse cuenta que lo realmente importante no es tener un premio o un reconocimiento, es simplemente vivir”, enfatizan.


Obra: “Viejo Santiago pescador”, adaptación de “El Viejo y el Mar” de Ernest Hemingway 
Director: Carlos Huaico Gárate
Cuándo: del 2 al 13 de agosto
Funciones: Miércoles a domingo, 20:30 horas
Dónde: Sala de las Artes, Centro Cultural Estación Mapocho, Plaza de la Cultura s/n, Ex Estación de Trenes, Metro Cal y Canto
Entradas: General $3.000, Reservas: viejosantiagopescador@gmail.com, o al teléfono: +562 2787 000



Monday, June 19, 2017

DE CUBA EN CUBA





Acaba de finalizar en La Habana el decimosexto Coloquio Internacional Ernest Hemingway. Este nuevo ciclo bianual que se desarrolló entre el 15 y 18 de junio, tuvo la visita de 26 notables escritores e investigadores de países como Estados Unidos, España, Italia, Japón, Francia y Argentina. El cónclave se dedicó en esta edición a los aniversarios 80 y 65 de la publicación de los títulos Tener y no tener  y El viejo y el mar, respectivamente, así como al 55 de la fundación del Museo Ernest Hemingway. En el evento también se rindió homenaje al escritor cubano Enrique Cirules, recientemente fallecido, con la presentación de varios de sus títulos relacionados con el célebre escritor norteamericano, entre ellos Hemingway, ese desconocido.


Dos presencias cautivaron a los participantes, la mítica Valerie Hemingway,  encargada de abrir las jornadas y Douglas Edward Laprade, quien a propósito del anuncio del presidente estadounidense Donald Trump de que cancelará totalmente el acuerdo de la administración anterior sobre Cuba, insistió en que con Hemingway 'trascendemos estos bloqueos políticos y diplomáticos'. 

En declaraciones a la prensa, LaPrade, quien se desempeña como profesor en la Universidad de Texas Valle del Río Grande, explicó que el coloquio es de suma importancia porque a veces se piensa en la literatura como un arte decorativo u ornamental, en tanto él la estima como la voz y alma de un pueblo.


El académico señaló que los discursos de los políticos tienen sus altibajos y cambian cada cuatro años, en tanto las novelas de Hemingway son eternas: 'un libro suyo es un pasaporte entre Estados Unidos y Cuba, el lector de Hemingway es un ciudadano de los dos países, porque él mismo se consideraba un cubano más, tanto como norteamericano.'


Por su parte, Valerie Hemingway, secretaria personal del escritor y esposa de su hijo menor, dijo conocer a muchos estadounidenses que aman la posibilidad de poder visitar Cuba, de ahí que tenga la certeza de que la mayoría de ellos estarán realmente enojados con un retroceso en las normalización de las relaciones.
Valerie, enfatizó en que este tipo de eventos ayudaría a los estadounidenses a conocer Cuba. Muy cercana al autor en sus últimos años de vida, Valerie significó que a pesar de que viajó mucho, Hemingway escogió a Cuba como su único hogar; amó el país y su gente precisamente porque aquí encontró el lugar donde podía trabajar, donde podía escribir con facilidad en tanto el pueblo cubano era muy respetuoso.
"Creo que si el presidente Trump da marcha atrás en las relaciones, estará de verdad desfavoreciendo a su país", sostuvo Valerie Hemingway, para quien un retroceso en el deshielo es "una tragedia" porque impediría a sus conciudadanos conocer "este maravilloso paraíso" y a su "amistoso e inteligente" pueblo.
Además, aseguró que desde que se restablecieron las relaciones bilaterales hace dos años y medio, la Universidad de Montana, el estado en que ella reside, envía estudiantes cada año a la isla.
Con todo, precisó que su célebre suegro, que vivió dos décadas en la isla, nunca quiso involucrarse en la política cubana. En 1960, tras el triunfo de la revolución liderada por Fidel Castro, Hemingway declaró que había visto ya "muchos regímenes en Cuba" sin que ello interfiriera en su dedicación a la escritura.






"Lo que él amaba de Cuba es que podía simplemente dedicarse a escribir, a disfrutar del deporte, de sus amigos... Trataba de mantenerse alejado de la política diaria", refirió la nuera del literato.
Obviamente no coincido con Valerie en muchos aspectos, creo que su mirada es sesgada y hasta diría comprometida. A Ernest lo obligaron a salir de Cuba bajo amenaza de muerte porque precisamente era un rebelde del sistema que en Cuba logró cierta tranquilidad. Apoyó la Revolución, no me cabe duda, y por ello el Imperio quiso que se fuera de la isla; nadie deja su casa de un día para otro. 
La fiesta terminó y sigue la fiesta.